Coronavirus y las Carteras de Inversión

26 febrero 2020

3 min read

Durante el mes de febrero estamos asistiendo a uno de los denominados “cisnes negros” de la economía mundial, esto es, un evento con muy bajas probabilidades de suceder y que afectaría muy negativamente a los mercados. En este caso estamos hablando del Covid-19 (el coronavirus de Wuhan), y lo que comenzó como una crisis sanitaria en una región localizada en el Extremo Oriente se está transformando en los mercados financieros en una emergencia económica, de magnitudes no vistas desde hace décadas.

Sin embargo, la experiencia nos dice que una rápida caída bursátil es síntoma de sobrerreacción, causada, no por la enfermedad en sí misma sino por las medidas que puedan tomar los diferentes gobiernos. En estos momentos parece claro que caídas de más del 15% en cortos periodos de tiempo no se deben a una afección con una tasa de mortalidad inferior al 3%. El propio mercado está analizando las posibles intervenciones que se producirán durante los próximos meses (más allá de la contención del virus). Estas intervenciones pueden suponer desde la cuarentena a los infectados hasta el cierre de las ciudades en las que se encuentran, hasta el cierre de fábricas por falta de personal o la limitación del transporte tanto de pasajeros como especialmente de mercancías.

Siguiendo los datos en tiempo real, puede apreciarse como los sectores más intensivos en personal como en consumo son los que retroceden de manera más importante, en cambio los sectores tecnológicos, en los que se puede desempeñar la actividad cotidiana con un menor número de empleados y donde el teletrabajo está más patente son los que menor presión bajista están sufriendo. Esto no deja de ser una reafirmación mayor en el posicionamiento de Esfera Capital, que desde hace años venimos apostando por temáticas donde los resultados cada vez dependen menos de factores transversales.

 

Tabla 1: Rendimientos de los diferentes sectores a 28 de febrero

1

Más allá de los diferentes sectores, volviendo a la economía general, lo que se está produciendo es una “repatriación” de capital europeo. Como es conocido por todos, desde hace años el Banco Central Europeo está inyectando capital en el sistema. Este capital, en un momento de estabilidad económica y sin grandes riesgos en el horizonte, en gran medida estaba destinándose a inversión en compañías a nivel global, siendo los principales focos de inversión la propia Unión Europea y Estados Unidos. Ante un evento como el actual, los grandes agentes financieros reducen la exposición en activos de riesgo (renta variable en otra divisa) y buscan su sitio en activos refugio, como es el caso de los bonos alemanes. Esta operación va más allá de un simple cambio entre activos, ya que supone un amplio y fuerte movimiento de divisas. En el siguiente gráfico puede observarse como en los últimos días se ha producido un cambio masivo de dólares a euros con la finalidad de adquirir estos “activo refugio”.

 

Evolución del tipo de cambio EURUSD y TIR del bono alemán (eje derecho)

2

La experiencia nos dice que las grandes caídas son los momentos idóneos para tomar posiciones, en contraposición de los inversores más impulsivos que cierran sus posiciones en momentos como estos y acaban perdiéndose gran parte de la recuperación del capital.

En nuestras carteras llevamos desde el inicio de año posicionándonos de manera cautelosa en la renta variable, en el mes de enero, a través un tipo de activo correlacionado con la Renta Variable, pero asumiendo un menor riesgo -bonos de alto rendimiento-. Esto ha permitido capturar la subida de los mercados de los primeros 50 días del año y a partir del 20 de febrero nuestro sesgo hacia los sectores más tecnológicos hizo que cayera nuestro bloque de Renta Variable con menor intensidad.

Tras el inicio de los retrocesos de las bolsas mundiales hemos ido aumentando nuestra exposición a Renta Variable (con el mismo sesgo tecnológico que venimos teniendo), tomando ganancias de nuestra exposición a Deuda Pública y reduciendo el peso de la liquidez en las carteras.

Desde el departamento de gestión de Esfera Capital aprovechamos este momento para enviarle un cordial saludo.

  • Coronavirus
  • Carteras de gestión

Sobre Esfera Capital Gestión

Esfera Capital Gestión | Esfera Capital Gestión

Esfera Capital Gestión SGIIC combina lo mejor de la gestión propia con la gestión de autor, para ofrecer una amplia y diversificada selección de estrategias de inversión a sus clientes. Sus fondos están especializados en sectores que en los próximos años experimentarán una gran transformación y tendrán un papel fundamental en los cambios sociales y económicos que se aproximan. También gestiona fondos de renta fija mixta, fondos de fondos y fondos gestionados con herramientas de trading algorítmico.


Esfera Capital Agencia de Valores, S.A. está inscrita en el Registro de la Comisión Nacional de Mercados de Valores (CNMV) con el número 252.
La operativa en Opciones, Futuros y CFDs requiere conocimientos, buen juicio y una vigilancia constante de la posición. Estos instrumentos comportan un alto riesgo si no se gestionan adecuadamente.
Un beneficio puede convertirse rápidamente en pérdida como consecuencia de variaciones en el precio.
Todos los derechos reservados. © Esfera Capital Agencia de Valores, S.A.

español|aviso legalpolítica de privacidadpolítica de cookies